Recibe tus paquetes aunque estés vacaciones

Esta Semana Santa será muy diferente debido a las restricciones por la pandemia. Aunque la movilidad esté regulada, muchas personas aprovecharán para hacer planes de día, pequeñas excursiones con la familia o hacer turismo rural. Para que puedas realizar tus planes estas vacaciones sin preocuparte de tus paquetes en BE DELIBERTY te explicamos qué es un buzón inteligente y cómo puede facilitarte la vida.

Índice

El comercio online

El comercio online está en auge. Las compras por internet está revolucionado todos los sectores y muchas empresas están replanteando su modelo de negocio para adaptarse a la onmicanalidad.

Sectores como el retail o el gran consumo de alimentación están virando hacia formas que permitan comprar en diferido y recibir las compras en casa.

Algunos de los sectores más afectados por estos cambios son las empresas de logística y mensajería. El reparto de última milla trae de cabeza a las empresas que se encargan de que los paquetes lleguen a tiempo a los clientes finales y de que éstos puedan devolver sus compras de forma eficaz.

Como consumidores, cada vez más, exigimos que ese reparto en los plazos marcados pero no siempre es posible porque no nos encontramos en casa.

En los periodos vacacionales esta problemática aumenta considerablemente porque muchos paquetes que no pueden ser entregados y son devueltos, o tenemos que estar pendientes de su llegada cuando estamos realizando otros planes.

La gran pregunta que nos hacemos es ¿ quién recoge nuestros paquetes cuando estamos de vacaciones?

Existen en este momento diferentes opciones para resolver esta cuestión. Algunas son las tradicionales y otras tienen que ver con soluciones innovadores o incluso, inverosímiles.

TIRAR DE LA VECINA

La solución de siempre, que tantos problemas genera. Pedir a una vecina o un vecino que recoja los paquetes por nosotros es muy habitual.

Sin embargo es un parche que, además, muchas empresas de reparto empiezan a rechazar. Muchos ecommerce obligan a que el paquete sea entregado a su destinatario final y prohiben a las logísticas entregar a terceros.

Por no hablar de los problemas de escalera, la falta de intimidad o tener que depender de otras personas para hacerse cargo de nuestras compras.

Lo que servía como una excepción se ha convertido en un problema al convertirse en costumbre.

ESCONDER LOS PAQUETES EN EL JARDIN

La solución inverosímil pero real. Mucha gente opta porque le dejen el paquete escondido en un arbusto, entre las ramas de un árbol, debajo de una escalera… Internet está lleno de memes que lo corroboran. Desde luego no parece la mejor solución para garantizar una entrega segura.

pexels-quenani-leal-721480

INSTALAR UN TAQUILLERO COLECTIVO

La brillante idea que se convierte en un problema mayor. Muchas empresas dicen traer una solución tecnológica para comunidades de vecinos, instalando un taquillero colectivo al lado de los buzones tradicionales.

Pero se olvidan de explicar que estos taquilleros necesitan de un gestor, de alguien que reparta los espacios y se encargue de optimizar las recogidas. Además, los espacios no pueden ser usados de forma múltiple, por lo que cada paquete necesita de un hueco en el taquillero que queda bloqueado.

Las empresas de reparto y logística, y algunos grande operadores, se niegan a entregar en estos taquilleros porque la empresa que los fabrica les cobra por ello. Una solución que no lo es tanto, y que está generando verdaderos conflictos de vecindario.

Los administradores de fincas con los que hemos hablado nos dicen que están recomendando a sus comunidades que no se fíen de las bondades de los taquilleros.

USAR UN PUNTO DE CONVENIENCIA


Muchas empresas están optando los puntos de entrega de conveniencia. Para ellas esta solución es muy interesante porque implica no tener que hacer el reparto puerta por puerta, pero obliga a los consumidores finales a tener que ir a recoger sus paquetes a un lugar que ellos no pueden elegir. Y, por si fuera poco, depender del horario comercial de estos puntos de conveniencia.

TU PROPIO BUZÓN INTELIGENTE

Muchas empresas están optando los puntos de entrega de conveniencia. Para ellas esta solución es muy interesante porque implica no tener que hacer el reparto puerta por puerta, pero obliga a los consumidores finales a tener que ir a recoger sus paquetes a un lugar que ellos no pueden elegir. Y, por si fuera poco, depender del horario comercial de estos puntos de conveniencia.

TENER TU PROPIO BUZÓN INTELIGENTE

La solución que, como su propio nombre indica, es la más inteligente. Un buzón que además de recibir cartas, reciba paquetes. Que se pueda abrir con un código y que ese código vaya vinculado a un pedido. De esta forma el repartidor podrá garantizar la entrega, la empresa de ecommerce realizar la entrega al destinatario final y el consumidor olvidarse de tener que ir a ninguna parte a recoger sus compras. Además, sirve para devolver los paquetes cuando no estemos si lo que hemos comprado no es de nuestro agrado.

Te olvidas de la vecina del quinto, del bar de debajo de casa, del punto de conveniencia y de andar discutiendo con tu administrador de fincas porque el taquillero colectivo está bloqueado. Tu tienes tu buzón, que es en propiedad, lo gestionas como quieres y en remoto. Recibes tus paquetes a tiempo aunque no estés en casa. Sin olvidar que en tu buzón caben varios paquetes, por lo que no hay problema en que cuando hayas recibido uno te llegue otro. Y es seguro, porque cada entrega va vinculada a un código, así que sabrás cuándo y quién abrió el buzón y qué dejó o cogió.

Por eso, la mejor solución para recibir tus paquetes cuando estés de vacaciones es un buzón inteligente. Sustituye tu buzón tradicional por uno que reciba paquetes y olvídate de gestionar nada más, disfruta de tu tiempo libre y cuando vuelvas a casa tus paquetes están esperando dentro de tu buzón. Así de sencillo.